Fondo de pantalla con paisajes de La Hiruela
Facebook Twitter Google Correo

Inicio > Fiestas Tradicionales > Fiesta de la recolección del Pero

Fiesta de la Recolección del Pero

La Fiesta de la Recolección del Pero, aunque joven, ha generado desde sus inicios en el año 2006 una gran aceptación que provoca un aumento en el número de visitantes y curiosos que vienen a conocerla cada año. Se celebra en otoño y en sábado,  su fecha exacta varía en función de la maduración de la fruta condicionada por la climatología. Esta celebración supone una puesta en valor de la cultura agrícola y un reconocimiento a la calidad de las pequeñas producciones autóctonas de la Sierra de Rincón, que impulsa la conservación y el aumento de cultivos y con ello la diversidad genética agrícola. El pero es una variedad de manzana que se caracteriza por su exquisito sabor y su agradable olor. Desde tiempo inmemorial las tierras de este municipio, integrado desde el año 2005 en la Reserva de la Biosfera Sierra del Rincón, se caracterizaron por su generosidad en la producción de fruta. De hecho, según el Catastro de Ensenada, una de las zonas con más frutales fue La Hiruela. Hasta 30 variedades distintas, entre perales, manzanos y cerezos, sirvieron de sustento a las economías de los vecinos. Históricamente el pero supuso una referencia en el desarrollo de La Hiruela, pues desde antaño se cultivó para su comercialización, además de para su consumo, resultando un pilar económico de gran importancia. Las crónicas cuentan que era vendida en el Mercado de La Cebada, en la Villa y Corte de Madrid y que llegó a consumirse en la Casa Real. La jornada de la Fiesta de la Recolección del Pero se centra, fundamentalmente, en los actos de degustación y muestra de prácticas y variedades de manzanas, que dan a conocer los productos locales junto a las prácticas vinculadas con los mismos. Se muestran la técnica del injerto, la cata de variedades de manzanas, la degustación de platos locales elaborados con distintas variedades locales de manzana, como las “ostias”, de finas rodajas de pero, rebozadas con huevo y fritas, que se sirven acompañadas de naranja o de las conocidas “migas”. Paralelamente, y durante toda la jornada, se realizan rutas guiadas por los huertos y otros pilares etnográficos de La Hiruela como el molino harinero, la carbonera, el colmenar tradicional y todo su entorno natural. Cartel, pinche AQUÍ Programa de actividades, pinche AQUÍ

Deja un comentario

boton boton